Abogados de daños personales en Albuquerque

Luchamos por los heridos en todo Nuevo México

Ortega, McGlashan, Hicks & Pérez, PLLC ofrece representación de gran calidad para demandantes en todo Texas y Nuevo México en casos de daños personales. Debido a que comprendemos lo importante que es para usted y su familia que consigamos una indemnización, centramos todos nuestros recursos legales en un simple objetivo: maximizar la cantidad que recuperemos para usted.

Nuestros cualificados abogados de daños personales en Albuquerque están listos para luchar por sus derechos en casos relacionados con:

  • Accidentes de auto
  • Accidentes de camión
  • Accidentes por resbalón y caída
  • Mordeduras de perros
  • Lesiones cerebrales y de la médula espinal
  • Accidentes de motocicleta
  • Accidentes de bicicleta y peatones
  • Todo tipo de lesiones catastróficas

Si ha resultado herido, llame al (915) 206-5154 para recibir una consulta gratis. Usted puede confiar en que nuestra firma tratará vigorosamente de conseguir el mejor resultado posible para su caso.

Por qué necesita un abogado para su demanda por accidente

Tanto si quiere poner una demanda por un accidente de tráfico, como por un accidente causado por resbalón y caída, usted tiene que lidiar con la compañía de seguros del acusado. Dicha compañía de seguros, no solo está obligada a indemnizar al acusado por sus pérdidas, sino también a defenderle ante posibles demandas. Así que, usted se enfrentará a los abogados defensores altamente preparados del seguro, cuyo único trabajo es llegar a un acuerdo de liquidación lo menor posible. Sus tácticas incluyen ofertas bajas, retrasos para desgastar su determinación e incluso contrademandas acusándolo a usted de negligencia. Este último truco es especialmente problemático en su caso, porque el acusado puede reducir su compensación en porción de su responsabilidad y puede librarse de pagarle nada si demuestra que usted tiene el 51% de la culpa del accidente.

No se deje engañar si, inicialmente, la compañía de seguros parece estar preocupada por hacer lo que es mejor para usted. Cuando las cosas se ponen feas, hará lo que sea necesario para disminuir sus obligaciones y usted necesitará un abogado de daños personales con determinación para recibir la indemnización completa y justa que se merece.

Indemnizaciones disponibles para demandas por daños personales

El objetivo de las leyes de daños personales es “ayudar a la víctima a recuperarse” de manera que vuelva a la situación en la que se encontraba antes del accidente. Desafortunadamente, es imposible retroceder en el tiempo y deshacer los daños causados, así que nuestro sistema legal impone el deber de pagar una indemnización por una cantidad de dinero igual a las pérdidas sufridas por la víctima.

Estas pérdidas incluyen:

  • Gastos médicos: La parte culpable es responsable de reembolsar a la víctima todos los gastos relacionados con el accidente. Esto incluye gastos por los cuidados ya recibidos, lo cual es fácil de calcular basándose en las facturas médicas, y futuros gastos, lo cual puede ser más difícil de estimar.
  • Salarios perdidos: Si una víctima no puede trabajar por culpa del accidente, los salarios perdidos forman parte de los daños a cubrir. Al igual que con los gastos médicos, estas pérdidas incluyen cantidades fácilmente calculadas basadas en los salarios ya perdidos, además de una estimación de los salarios perdidos en el futuro debido a las lesiones sufridas. Los salarios perdidos para trabajadores por horas o asalariados son, generalmente, más fáciles de calcular que aquellos de los profesionales que trabajan a comisión o trabajadores autónomos, cuyo salario se basa en establecer relaciones con clientes y facturarles por los servicios ofrecidos.
  • Daños a la propiedad: Generalmente, las compañías de seguros son buenas a la hora de cubrir los daños a la propiedad, como a automóviles, ropa y objetos personales. Sin embargo, pueden surgir disputas cuando la responsabilidad del accidente o el valor de ciertos artículos no está claro.
  • Pérdidas no económicas: Esta es la categoría más difícil a la hora de calcular los daños. Conocidas generalmente como de “dolor y sufrimiento”, estas indemnizaciones están destinadas a compensar a la víctimas por las consecuencias del accidente, como dolor físico, angustia mental, pérdida de la calidad de vida, pérdida de la capacidad para disfrutar de la vida o pérdida del consorcio.
  • Indemnizaciones punitivas: Raramente solicitadas en casos de daños personales, estas indemnizaciones están destinadas a castigar a la parte culpable por su comportamiento particularmente ofensivo.

A pesar de que existen límites en las indemnizaciones no económicas para casos de negligencia médica, no hay límites para ninguna otra categoría de indemnizaciones en otro tipo de casos de daños personales, como accidentes de auto, accidentes de camiones comerciales o accidentes causados por resbalones y caídas.

Plazo de prescripción para casos de daños personales

Generalmente hablando, la víctima de un accidente en Texas cuenta con dos años desde la fecha del accidente para poner una demanda. En Nuevo México, el plazo de prescripción es de tres años. Si pasa esa fecha y la víctima no ha tomado medidas, esta pierde su derecho a recibir una indemnización.

Existen ciertas circunstancias que podrían alargar el periodo de prescripción:

  • Norma de descubrimiento: Si una lesión no es evidente en el momento del accidente, el periodo de prescripción podría no comenzar hasta que la víctima descubre (o razonablemente tendría que haber descubierto) las lesiones sufridas en el accidente. Esto es más común en los casos de negligencia médica y de medicamentos peligrosos, pero también es posible sufrir lesiones latentes en accidentes de tráfico o en caídas.
  • Lesiones sufridas por menores: Si la víctima es un menor, el periodo de prescripción se detiene hasta que la víctima alcance los 18 años de edad.
  • El acusado no puede ser demandado: Si las circunstancias hacen imposible que la víctima ponga una demanda contra la parte responsable, el plazo de prescripción queda detenido. Estas circunstancias incluyen que el acusado se declare en bancarrota, abandone el estado o sea encarcelado.
  • Incapacidad del demandante: El periodo de prescripción puede extenderse si la víctima no es mentalmente competente para poner una demanda.

Usted puede deshacerse de sus preocupaciones con respecto al plazo de prescripción tras sufrir un accidente hablando con un cualificado abogado de daños personales en Albuquerque. ¡Llame hoy al (915) 206-5154!

Nuestro historial comprobado

Vea cómo hemos ayudado a los clientes anteriores
Prev Next

Deje que el poder de 4 Lucha por usted!

  • Tenemos más de 80 años de experiencia.
  • Estamos activamente involucrados en nuestra comunidad.
  • Hemos recuperado millones en nombre de los clientes.
  • Tenemos experiencia con ambos lados de la ley.
  • Vamos a acudir a usted para hablar sobre su caso.
Conozca más sobre nuestro equipo